Convección, color y furia

Por Sergi Corral

El año 2007 nos ha dejado en Catalunya mucha variedad de fenómenos meteorológicos… ha habido muchos meses de calma que nos trajeron COLOR pero el verano y el otoño nos trajo CONVECCIÓN, y la La Tramuntana, en el Alt Empordà, nos trae la FURIA de un Mediterráneo embravecido.
Aunque hemos continuado con una sequía preocupante y un floja variabilidad meteorológica, siempre hay fenómenos interesantes para fotografiar… la Meteorología siempre se muestra fascinante y sorpresiva, solo hace falta ser un buen observador.

Foto 1- “Iridiscencias”. Barcelona, febrero de 2007

La antesala de un frente de poniente, en forma de invasión lenticular, junto con los últimos rayos de sol, llenaban de color los cielos de Barcelona.



Foto 2 – “Tramuntanada en l’Escala”. L’Escala (Girona), marzo de 2007
Una “Tramontanaza” a 90km/h golpeaba con fuerza l’Escala y el Golf de Roses.




Foto 3- “Verticalidad sobre la Torre de Collserola”. Barcelona, junio de 2007
Cumulus congestus en un mediodía inestable de junio en Barcelona, el ascenso de la burbuja convectiva se ve favorecido por la sierra de Collserola de 500m de Altitud.



Foto 4- “Pileus”. Barcelona, septiembre de 2007
En la cima de una potentísima tormenta marítima frente Barcelona, en los Cumulunimbus calvus se formaba un pileus, dada la fuerte intensidad de la corriente ascendente que denota marcadísima inestabilidad.



Foto 5- “Supercélula a la puesta de sol”. Barcelona, septiembre de 2007
El 26 de Septiembre, la máxima expresión de las tormentas se formaba delante de Barcelona. En una entrada fría este poderoso “monstruo convectivo” nos dejaba boquiabiertos.



Foto 6- “Mar y Montaña en la palma de la mano”. L’Escala (Girona), diciembre de 2007
La cercanía del Macizo del Canigó (2700m) respecto al mar y sus cimas nevadas son visibles desde l’Escala. El contraste entre el mar y nieve es único en la costa catalana.