Violencia y sosiego ( TERCER PREMIO)

Por Antonio José Galindo

Dos opuestos irreconciliables, pero de necesaria convivencia en el tiempo, se materializan en la atmósfera para dar lugar a un juego cambiante de sentimientos extremos y, sin embargo, coincidentes en una idea común: La fascinación de lo bello, lo majestuoso, lo poderoso, lo armonioso, lo caótico...
Valga pues… “violencia y sosiego’2007”.


Foto 1.- Pann...ico. Campo de Criptana (Ciudad Real), 25 de febrero.
Un núcleo tormentoso en aproximación descuelga bajo sus bases amedrentadores Pannus, lo que, en coincidencia con la puesta de sol, proporciona un luminoso escenario de sensaciones sobrecogedoras.



Foto 2.- La marabunta parda. Alcázar de San Juan (Ciudad Real), 20 de mayo.
¡Impacto inminente!, es lo que falta exclamar contemplando, sobrecogido y desamparado en la gran planicie inhóspita, el acercamiento de este potentísimo “downburst”. Un gigantesco rodillo de polvo, tierra y agua devora la llanura a marchas forzadas en medio de un caótico concierto de martilleos, truenos y “flashazos”. En 40 km a la redonda, un balance desolador: derrumbamientos, inundaciones, desastrosas, pedregadas, fenómenos tornádicos, árboles tumbados, algunos arrancados de cuajo y con mas de 50 años de edad... Según fuentes no oficiales, apenas a una quincena de kilómetros, se midieron en una estación rachas de 140 km/h, poco antes de verse inutilizados los propios aparatos de medición. Una auténtica “marabunta” atmosférica.



Foto 3.- Amenaza rotante. Alcázar de San Juan, 20 de mayo.
“Gustnado” evolucionando entre campos cerealistas y eriales, sorteando edificaciones, las cuales afortunadamente no fueron alcanzadas por él durante su breve vida. Precedía a un poderoso “downburst” en un ambiente polvoriento auténticamente infernal.



Foto 4.- Bombardeo eléctrico. 9 de septiembre.
Batalla campal con armamento eléctrico al más alto nivel… la tormenta bombardeando los planos horizontes manchegos de soledad nocturna. Justo a la izquierda, la “asediada” población de Cinco Casas resiste a duras penas los recios golpeos.



Foto 5.- En la Tierra como en el Cielo. Puerto de Sagunto (Valencia), 7 de abril
Escenario donde la violencia y el sosiego se dan la mano. A un primer plano colmado con playas soleadas de paradisíaca quietud y nubosidad perfectamente estratificada, se une un segundo donde todo lo contrario se manifiesta bravamente con el peligroso reinado de los cumulonimbos. También lo divino y lo humano se dan la mano, las figuras humanas y las torres convectivas parecen reflejadas en sus poses. La sorprendente comunicación entre dos mundos contrapuestos.



Foto 6.- Remanso oceánico. Herencia (Ciudad Real), 7 de diciembre.
Imperando la estabilidad absoluta, un espectáculo grandioso, a la par que calmado y pacífico, medra bajo la capa de inversión… aparece el “mar de nubes”, formado por la niebla de radiación, invadiendo hasta el infinito los inabarcables territorios de la llanura.